Gripes y resfriados
 

    Echábamos mucho de menos los consejos y remedios de Patxi Orofino, pero aqui ha llegado un nuevo artículo para prevenir y evitar la gripe y los resfriados tan habituales en esta época del año.

 

  

GRIPES Y RESFRIADOS:

qué comer para prevenir el contagio

 
 
GUÍA DE ALIMENTACIÓN
 
Que cada estación tenga sus propios alimentos no es una coincidencia. La naturaleza
pone a tu alcance los nutrientes que tu cuerpo necesita para estar sano en cada
época del año. En otoño e invierno los cítricos son las frutas estrella, ya que contienen
las dosis de vitamina C que nuestro organismo emplea para evitar y combatir los
resfriados e infecciones.
Pero hay muchos otros alimentos que funcionan como medicamentos naturales,
combatiendo los virus que nos acechan en invierno.
Nada más fácil ni más barato que incluirlos en tu lista de la compra. Toma nota:
 
Fruta: Empieza el día con un zumo de naranja o limón y toma al menos dos piezas
más de fruta fresca a lo largo del día. Además de proporcionarte vitaminas, fibra
y antioxidantes, te ayudarán a contrarrestar el aumento de grasas e hidratos que
el cuerpo pide en invierno. A la cesta. Naranjas, mandarinas, pomelos, kiwi, piña,
mango, papaya, chirimoya, plátanos, etc.
 
Frutos secos: Es la mejor época del año para tomarlos, ya que el cuerpo necesita
más energía para mantener la temperatura corporal y contiene vitaminas y grasas
saludables. Toma un puñadito entre horas o cuando necesites un extra de energía.
Incluirlos en el desayuno te cargará las pilas para todo el día. A la cesta. Nueces,
avellanas, almendras, dátiles, pasas, etc.
 
Verduras: tienen grandes propiedades contra los resfriados y enfermedades
respiratorias. Su contenido en vitaminas A es esencial para mantener sana la piel y
las mucosas. Tómalas a diario, crudas o ligeramente cocinadas. A la cesta. Acelgas,
espinacas, calabaza, col, coliflor, champiñones, habas, puerros, alcachofas o berros.
Que no falten zanahorias (ricas en betacarotenos), ajos (el antibiótico natural) y
brócoli (rico en hierro y vitamina C).
 
Legumbres: Son los alimentos estrella en invierno, cuando el cuerpo necesita platos
calientes y energéticos. Cocinadas sin grasa te aportan mucha fibra y pocas calorías.
Tómalas al menos dos veces por semana. A la cesta. Garbanzos, judías blancas y
pintas, porotos de soja, fabes, habas o lentejas.
 
Cereales: Mejor integrales y con poca elaboración. Te aportan la fibra y energía que
tu cuerpo necesita para afrontar el día a día. Con leche en el desayuno, o en forma
de galletas integrales son un extra nutricional que tu organismo agradecerá. A la
cesta. Cereales y galletas integrales, salvado y germen de trigo.
 
Pescado: Tómalo entre tres y cuatro veces a la semana, contienen grasas
cardiosaludables - Omega 3 y Omega 6 -, proteínas, calcio y pocas calorías. Fresco,
congelado o en conserva es siempre una obción excelente. A la cesta. Caballa,
sardinas, boquerones, salmón, merluza, mariscos, moluscos.
 
Hidratos: Con el frío tu cuerpo te pedirá alimentos energéticos. Pasta, arroz, patatas
y pan son alimentos saciantes y muy sanos que no deben faltar en tu dieta invernal.
Eso sí, modera sus cantidades, cocínalos con poca grasa, no abuses de las salsas
y tómalos mejor al medio día o cuando vayas a hacer un gran esfuerzo físico. A la
cesta. Patatas, pastas y arroz integral, pan de horno o integral.
 
Proteínas: En invierno el cuerpo te pedirá más proteínas para mantener su actividad
diaria, ya que son el principal sustento de tus músculos, evitan la fatiga, permiten
un buen funcionamiento mental y además evitan los ataques de hambre. A la cesta.
Pescado, huevos, pollo, pavo y lácteos contienen las mejores proteínas de origen
animal. El aguacate y la soja contienen grandes cantidades de proteína vegetal libre
de grasas.
 
Grasas: Está demostrado que en invierno necesitamos comer más para mantener
la temperatura corporal y para contrarrestar la “depre” que a muchas personas les
produce la falta de luz. Toda dieta debe incluir una proporción de grasas, algo mayor
en invierno, pero sé inteligente y tómalas cardiosaludables. A la cesta. Aceite de
oliva, frutos secos, aceitunas, carnes magras, queso, etc.
 
La gripe es una enfermedad infecciosa causada por un virus, por lo tanto los
antibióticos no son eficaces en su tratamiento. Se manifiesta son fiebre, alteraciones
en el sistema respiratorio y dolores musculares. Se considera que la vacunación es
el mejor modo de prevenir esta enfermedad, si bien la alimentación juega un papel
fundamental en el funcionamiento del sistema inmunitario.
 
PARA COMBATIR LA GRIPE Y BAJAR LA FIEBRE
 
-200 c.c. diarios de jugo de cebolla mezclada con té caliente, dividido en tres
tomas. La fiebre desaparecerá a los 2 días.
 
-A una taza de agua hirviente se le agrega el jugo de un limón, una cucharada
grande de zumo de cebollas
y se bebe 4 y hasta 6 veces al día.
 
-Este jugo por su alto contenido de vitamina C, ayuda eficazmente para
combatir la gripe, así mismo ayuda a bajar la fiebre y los escalofríos. De la
misma manera otros beneficios que este jugo tiene es que ayuda a eliminar
líquidos, es auxiliar en casos de celulitis, gota, ácido úrico y artritis.
Este jugo además contiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.
Tome un vaso a la hora del desayuno 2 veces por semana.
· 2 rebanadas de piña picada.
· 3 guayabas.
· 2 tazas de jugo natural de naranja.
. Miel de Espliego o Tomillo al gusto (opcional).

-Borraja: 
(infusión de una cucharada de hojas secas por taza. Tres al día).

-Jengibre: Muy útil para aliviar la congestión nasal y para mitigar los dolores
que producen en las articulaciones como consecuencia de una acumulación
de toxinas producidas por los microorganismos causantes de la gripe.
(infusión de una cucharadita de la raíz seca por vaso de agua. Tomar un par
de vasos al día. Añadir el zumo de medio limón para potenciar su valor.)
 
-Menta: La menta es rica en mentol, componente con propiedades
diaforéticas y anticongestivas, es decir aumenta la producción de sudor y
descongestiona las vías respiratorias. Estas propiedades se ha aprovechado
en el tratamiento de la gripe y del resfriado ya que es capaz de rebajar
la fiebre por evaporación del calor corporal y abrir las vías respiratorias.
(Infusión durante 10 minutos de una cucharada de la planta seca. Beber un par de vasos al día).
 
  4 Diciembre 2010    
anterior Indice de noticias siguiente
 
     
 
<<  Abril 2018  >>
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30
 Usuario
 Contraseña