Documento sin título

LAS BUENAS HIERBAS

 

            HIERBA LUISA

    Esta planta se conoce también como verbena de olor, hierba cidrera, luisa, cedrón y aloisia. Es una planta leñosa con muchas ramificaciones, que desprenden un agradable olor parecido al limón. Sus hojas, de un color verde intenso, son muy alargadas y puntiagudas. Sus flores se reúnen en ramilletes algo dispersos, y son de color liláceo. Se cultiva en jardines y vegeta espontáneamente en países de clima templado y cálido

        PROPIEDADES TERAPÉUTICAS

    La hierba luisa se utiliza fundamentalmente como planta digestiva. Sus principales propiedades son similares a las de la menta, la melisa o la flor de azahar, todas ellas estomacales. Alivia las digestiones pesadas, la dispepsia, el dolor de estómago y las indigestiones. Estimula el apetito y combate la propensión al vómito. Como también es un buen antiespasmódico, calma los dolores menstruales y las palpitaciones, los estados nerviosos y el histerismo. Asimismo tiene efectos carminativos, es decir, que ayuda a eliminar los gases intestinales. De hierba luisa también se emplea su esencia, de un característico y fresco aroma a limón.

        CÓMO USARLA

    -Para ayudar en los procesos digestivos
    Infusión. Uso interno
Se emplean seis gramos de las hojas y las flores secas por cada litro de agua hirviendo. Se deja reposar unos 10 minutos, tapada, y se toman tres tazas al día, repartidas después de las principales comidas.

    Tintura. Uso  interno
La hierba luisa puede administrarse también en forma de tintura, que se prepara de la siguiente manera: se maceran durante una semana 20g de hojas secas y machacadas en una mezcla de 45g de alcohol puro, especial para consumo interno, y 35g de agua destilada, agitando la mezcla a manudo; se cuela, se filtra y se conserva en un frasco de vidrio oscuro, en un lugar sombrío
Se toman 15 gotas, diluidas en una tacita de agua tibia, después de las comidas principales.

    -Como antiespasmódico
    Tintura. Uso interno
Se toman 20 gotas, diluidas en una tacita de agua tibia, al aparecer los síntomas.

    -Como calmante
    Infusión. Uso interno
Se prepara con una cucharadita de hierba luisa y otra de flores de azahar, para cada taza de agua. Se deja reposar durante unos minutos tapada, se cuela y se toma tibia a pequeños sorbos.

        RECOGIDA Y CONSERVACIÓN

    De la hierba luisa se emplean para uso medicinal sus hojas y flores fundamentalmente. A fines de verano, época en que la planta florece, se recogen las hojas y las flores, y se desecan en un lugar aireado y sombrío. Se conserva en frascos bien cerrados.