La maca
 

Patxi Orofino nos ofrece un nuevo artículo sobre un tubérculo bastante desconocido, la maca. Este tubérculo tiene un gran número de propiedades las cuales nos ayudarán a ponernos muy fuertes y aguantar mejor los entrenamientos. Qué lo disfrutéis!

LA MACA

La Maca (lepidium meyenii) es un tubérculo originario de los Andes centrales de Perú que crece por encima de los 4000 metros sobre el nivel del mar. Debido a los extremos factores climáticos a tanta altura, y a su alto contenido nutricional, la Maca ha tenido una gran importancia en la alimentación nativa desde antes del imperio Inca. Durante los siglos XVI y XVII, las tropas del imperio incaico fueron alimentadas con esta raíz para darles vitalidad antes de iniciar las duras y largas batallas.

La Maca ha sido catalogado como un milagroso revitalizante, energizante y anti-stress natural de primer nivel que actúa como nutriente, reconstituyente y vigorizante combatiendo el cansancio físico y mental.

Las propiedades de esta planta son innumerables, debido a ello su uso es recomendado para casos de desnutrición, convalecencia, pérdida de memoria, desgano, cansancio, debilitamiento de la estructura ósea y otros.

La Maca es principalmente destacable por sus propiedades para combatir la impotencia masculina, la infertilidad en ambos sexos, las irregularidades menstruales y el síndrome menopáusico en las mujeres. 

Su valor nutricional ha sido reconocido en nuestros tiempos, motivo por el cual la NASA la emplea dentro de su programa nutricional y la FAO también la incluye dentro de su listado de productos para combatir problemas nutricionales.

Su valor nutricional radica entre otros en el alto contenido de proteínas y la cantidad de aminoácidos (18 aminoácidos incluyendo 7 de los 9 aminoácidos esenciales), carbohidratos y otros compuestos como aceites grasos (2 de los esenciales), minerales y vitaminas.

Los efectos terapéuticos se deben a la presencia de metabolitos secundarios como alcaloides, glucosinolatos, esteroles, compuestos fenólicos entre otros y han sido comprobados en una serie de estudios realizados en el Perú y otros países.

Su efecto energizante físico y mental lo convierten en un suplemento ideal para un vasto espectro de personas, desde deportistas hasta estudiantes, profesionales, adultos mayores entre muchos otros. Contrario a lo que se pueda pensar, la MACA no engorda debido a su bajo contenido graso y su alto porcentaje de fibra.

Sus Propiedades

Proteínas: La Maca presenta un promedio de 11gr % en la raíz seca. 
Fibras: En la raíz de la Maca se han encontrado celulosa y lingina, es decir, una amplia cantidad de fibras. Tanto interés en las fibras surge de las investigaciones que dieron como resultado que una gran cantidad de fibra disminuye el riesgo de cáncer del intestino grueso, estimulando el funcionamiento intestinal ayudando al organismo a eliminar los residuos alimenticios que no se aprovechan. 
Carbohidratos: Estos son las principales fuentes de energía humana y vegetales más baratos y fácil de ingerir. 
Almidón: El almidón de la Maca contiene calcio, hierro, formando compuestos químicos propios que van a influenciar en la nutrición y salud del consumidor. 
Maltosa: Es un disacarido con poder reductor que no se encuentra en grandes cantidades en la naturaleza y como otros muchos oligosacaridos, se obtienen por hidrólisis parcial de moléculas más grandes. 
Fructosa o Lebulosa: Es un azúcar utilizado por el plasma seminal para la producción de espermatozoides. 
Taninos: A los taninos se le utilizan internamente como coadyuvante en el tratamiento de la diarrea. 
Combinado con otros medicamentos tiene utilidad en el tratamiento de procesos inflamatorios de poca extensión crónica como las ulceras, llagas, etc. 
Ácidos grasos: Existen ácidos grasos empleados como antisépticos y/o antisépticos locales, funguicidas y conservador de alimentos. 
Alcaloides: La Maca presenta 4 alcaloides, Macaína 1, 2, 3 y 4. Los alcaloides ejercen acción fisiológica sobre el organismo humano y animal, actúan en muy pequeñas cantidades, provocando efectos notables. Los alcaloides tienen caracteres propios, son muy distintos de las proteínas, forman sales al ser solubles con los ácidos y también se disuelven en solventes orgánicos. El extracto alcaloideo de la Maca es una sustancia química inocua en cantidades muy pequeñas, pero que estimulan las hormonas reguladoras del sistema reproductor que se encuentran en el cerebro, pero no sólo eso, sino que ayuda a las hormonas de crecimiento. El extracto alcaloideo de la Maca podría activar las hormonas que regulan el metabolismo del calcio y del fósforo de la sangre. 
Macronutrientes: La raíz de la Maca presenta vitaminas y minerales esenciales para la vida, debido a ello sirve como un coadyuvante alimenticio en enfermos de tuberculosis, HIV, leucemia, anemia y en personas convalecientes. 
Calcio: El calcio en la Maca es un elemento de vital importancia para el desarrollo de los seres vivientes. Está concentrado en la planta en mayor cantidad que en la leche; es indispensable para la formación de los huesos, los dientes, el esqueleto y en la coagulación sanguínea, en el funcionamiento del corazón, de los nervios y del sistema sanguíneo. 
Fósforo: El fósforo de la Maca ayuda a las funciones estructurales que afectan el esqueleto y los tejidos blandos, y a las funciones reguladoras como la transmisión neuromuscular de los estímulos químicos y eléctricos. 
Micronutrientes y oligoelementos: En esta parte de la planta existen muchos minerales en una cantidad pequeña, pero que juntos ayudan a la producción de anticuerpos por las células de linfocitos tipo b, los cuales disminuyen si hay deficiencia de ellos. 
Magnesio: La deficiencia de este elemento en el organismo es improbable, de cualquier manera, si esta deficiencia existe puede tener lugar en diarreas, y una vasta deficiencia del magnesio, puede llevar a la perdida de la susceptibilidad en el estimulo visual mecánico y acústico. 
Potasio: El potasio participa en la regulación de la presión osmótica y del equilibrio ácido básico, sólo que su actividad es desempeñada en el interior de las células. 
Hierro: Ayuda en la elaboración de la hemoglobina para evitar las anemias causadas por la falta de estos. Aún así, la excesiva cantidad de hierro puede ser nociva pues bloquea la buena absorción del fósforo en el organismo y puede llevar al raquitismo. 
Silicio: Ayuda especialmente a los tejidos conectivos, incluidos la aorta, la traquea, los tendones, los huesos y la piel, pues contienen casi todo el silicio del cuerpo. 
Sodio: Junto con el potasio favorece al descenso de la presión arterial. Se descubrió que el aumento en la dieta diaria de la relación sodio-potasio ayuda a las personas hipertensas, sin embargo, el incremento excesivo de esta relación podría dar lugar a una disminución de la susceptibilidad a los accidentes básculo-cerebrales que no dependen de la presión arterial. 
Manganeso: Se ha demostrado que una dieta experimental carente de este elemento, indujo al retiro del crecimiento en ratones y alteraba la reproducción en ratas. Aún así, están pendientes resultados en las personas. 
Cobre: El cobre es muy importante pues absorbe el hierro al nivel del tubo digestivo y es probable que sea participe en la formación favorable de la hemoglobina. La falta de cobre hace que disminuyan una gran cantidad de enzimas necesarias para el organismo. 
Estaño y Aluminio: Estos elementos se encuentran generalmente asociados con el calcio y sílice, formando carbonatos y silicatos que intervienen en la formación

 
  30 Septiembre 2011    
anterior Indice de noticias siguiente
 
     
 
<<  Noviembre 2018  >>
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30
 Usuario
 Contraseña